¿Por que ir de glamping?

Glamping es una tendencia que atrae a prácticamente todo tipo de viajeros independientemente de su país de origen o condición socio-económica. Estas son las principales ventajas de esta práctica:

Es ecológico:

Compara utilizar cientos de kilos de hormigón en un medio natural con clavar astas en el suelo para soportar la estructura de una yurta como vemos en la foto. Con glamping, menos es más. La energía y recursos empleados en la construcción de un pequeño hotel, por pequeño que sea, son muy superiores a los utilizados en estos originales alojamientos. En muchas ocasiones, los alojamientos tipo glamping son el resultado de reciclar una antigua caravana o carrusel que de otra forma acabaría con todo seguridad como basura.

Te acerca a la naturaleza:

El glamping te permite acercarte a entornos naturales a los que estamos ajenos en nuestro día a día. Acostumbrados a los ruidos de la ciudad y rodeados de asfalto, esta experiencia es una liberación y un descanso real.

Deportes complementarios:

Senderismo, bicicleta de montaña o piragüismo son algunas de las actividades que van parejas al glamping. En Noruega encontramos un hotel tipo yurta, cuyo entorno es perfecto para la práctica de mountain bike. En Estados Unidos, múltiples alojamientos de glamping, como casas-árbol o cabañas, se encuentran en parques nacionales como Yellowstone o Yosemite. Estos parques están plagados de monumentos naturales que facilitan deportes de todo tipo.